Cómo instalar una impresora sin cd

instalar impresora sin cd
Cómo instalar una impresora sin cd
Rate this post

Uno de los problemas que nos enfrentamos a diario es cómo instalar cada tecnología que compramos. Si bien algunas son más fáciles que otras, lo cierto es que las impresoras requieren de determinados conocimientos que, si bien no hacen que sea difícil, tiene sus trucos para lograrlo con éxito.

Si perdimos el CD de instalación (hecho que suele ocurrir), no debemos desesperar. Si el apuro no nos gana, en poco tiempo podremos saber cómo instalar la impresora en el ordenador que hayamos decidido y funcionando a la perfección.

Los mejores consejos para la instalación sin cd

Los CD y los manuales son dos elementos destinados a perderse. Más allá del orden que impere en nuestros hogares, es muy difícil conservarlos con el paso del tiempo. Si bien resultan verdaderamente útiles, pueden ser reemplazados sin inconvenientes con distintas alternativas.

En primer lugar, cuando no tenemos el CD original, debemos dirigirnos a la impresora (o al manual, si es que este tampoco se perdió) y verificar el modelo exacto que tenemos, especificando número de serie y cada descripción de forma textual.

Una vez que lo encontramos, debemos acceder al sitio oficial de la marca que la misma posea. Todos ellos disponen de una sección donde ayudan a resolver inconvenientes y nos pueden brindar una pista de cómo solucionarlo. Además de eso, poseen un espacio que debemos ingresar que es donde están alojados todos los drivers de sus distintos modelos.

Una vez que localizamos el nuestro y estamos seguros que se trata de ese, debemos entonces proceder a la descarga. Aquí hay que tener cuidado ya que no todos los drivers poseen el mismo formato al estar preparados para cada sistema operativo.

Si no sabemos cuál tenemos, debemos ingresar a la configuración de nuestro ordenador y verificar qué versión tenemos instalada. Cuando poseemos ese dato, podemos continuar con la descarga.

En general se trata de archivos ejecutables que al descargarlos se instalan solos y, al conectar la impresora, ya debe estar funcionando. Un aspecto a tener en cuenta, es que no todos los drivers son iguales. A veces tienes instalado uno que no ofrece las mismas opciones que otro anterior, más allá de que la impresora funcione perfecto.

Opciones como alineación o limpieza de cabezales pueden variar y estar o no presentes de acuerdo a la versión que poseamos.

Los drivers son imprescindibles si instalas la impresora sin el cd

Uno de los inconvenientes que pueden surgir, sin embargo es que el driver que estemos buscando no esté. ¿Por qué pasa esto?

No quiere decir que la impresora ya esté obsoleta y no podrá utilizarse, pero por distintas razones la firma no lo ha colocado en la web y no podemos acceder. Tampoco significa que debemos pensar que no encontraremos una alternativa, pero sí debemos saber que necesitamos proceder con otra serie de pasos.

Lo que debemos hacer a continuación será, con la impresora apagada, conectarla al ordenador y a la corriente eléctrica. Una vez que hemos hecho esto, debemos encenderla. Es importante tener en cuenta que para esta acción necesitamos contar con una conexión a internet.

Nuestro sistema operativo intentará reconocerla pero, al no tenerla cargada entre sus programas, no podrá darle uso. De forma inmediata, nos brindará un cartel donde nos indica que no ha podido instalarla, y nos ofrece una solución vía web. Allí es donde debemos aceptar.

Los sistemas operativos suelen no reconocer las impresoras pero si pueden saber de qué modelo se trata. Así, en sus bases de datos web pueden encontrar los drivers exactos para el modelo e instalarlos. Si lo encuentra, debemos continuar con estas opciones y disfrutar de nuestras impresiones.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *